12/05/2004

La encomienda de Socovos: propiedades y rentas (parte II)

Comendadores de la encomienda de Socovos (siglos XIV-XV)

Gonzalo Yáñez 1331-1335 Gómez Fajardo 1457-462
Alfonso García 1367 Beltrán de la Cueva 1462
Diego Arias 1369 Juan Pacheco 1462
Garci López de Cárdenas 1409-1426 Juan Alonso Novo 1463-1465
Juan González 1412 Juan A. de Montealegre 1465
Mosén García de Heredia 1426-1431 Alfonso de Lisón 1466-1482
Juan Alonso Novo 1440 Enrique Enríquez 1482-1525
López Álvarez de Osorio 1440-1445


La encomienda era, sin embargo, un complejo señorial destinado a la extracción de rentas y al dominio de las fuentes de riqueza existentes.
Las rentas más cuantiosas procedieron del pago del diezmo. Todos los vecinos de Liétor estaban obligados a tributar con el diez por ciento de los productos agrícolas y ganaderos conseguidos cada año.
Desde los cereales al vino pasando por los corderos, lana, fabricación de quesos y productos procedentes de las colmenas. También la producción domestica orientada al consumo familiar estaba sometida al pago del diezmo, así, con el nombre de cirundaja se percibía el diezmo de frutas, legumbres y hortalizas, incluyéndose la crianza casera de pollos y las pequeñas rentas de producción de novillos, yeguas e incluso, tejas.
Para el caso de los vecinos que no tenían propiedades, los asalariados, se les cobraba una parte variable de lo percibido.

La Orden, también, ejercía un estricto control sobre la utilización de las tierras de pastoreo, por ganados que venían de otras villas. A todos ellos se les cobraba el derecho de herbaje, además del diezmo de las crías nacidas en territorio de Liétor. A esto se le unía el derecho de borra y castillería que era el cobro de una cría de cualquier tipo de ganado por cada rebaño de cien cabezas, o, si no, cuatro maravedíes, si no llegaban a las cien cabezas.
También algunas zonas ricas por sus pastos fueron monopolizadas, siendo utilizadas solo por los ricos de la villa.