12/05/2004

Enfado

Ya desde antaño Liétor tenía problemas con los vecinos. La mojonera con Alcaraz se mantuvo invariable durante lo siglos bajomediavales aunque a finales del siglo XV se desarrollaron continuos pleitos con Alcaraz cuyos gastos influyeron negativamente en la economía de ambas poblaciones, si bien es cierto que algún hombre de leyes se enriqueció.

Desde 1493, documentado, y desde fechas anteriores, se mantenían fricciones, peleas e incluso muertes entre los habitantes.
El origen de estos conflictos era por la utilización de ciertos lugares de pastoreo, uso de abrevaderos para el ganado y de fuentes para la explotación de nuevos regadíos.

“”Cuenta la leyenda que por aquellos años de disputa se dio la muerte a un habitante de Liétor, en la fuente de Híjar,. en manos de dos cristianos del término de Alcaraz, mientras este daba de beber a un rebaño de cabras. Dicho hombre era musulmán convertido al cristianismo y murió a golpe de piedra en la cabeza.
Este fue recogido por cristianos de la población de Liétor, mandados por su señor, noble por aquellos tiempos, al que pertenecía el rebaño de cabras.
Así, el noble mandó buscar a los asesinos de su criado, encontrándolos en la fuente de el Pino y fueron lapidados con el mismo número de piedras que cabras tenía el rebaño.””